Seleccionar página

LA CAPILLA DE SANTA ESCOLÁSTICA

En nuestra sección «Conociendo Patrimonio»: la Capilla del Palacio Ducal de Fernán Núñez

Son muchos los palacios y casas nobiliarias que poseen una capilla privada u oratorio. Los nobles debían solicitar una licencia especial para su construcción y poder llevar a cabo celebraciones religiosas en su interior. A pesar de los requisitos y trámites, era una petición muy extendida. Según el historiador Martín Pradas debían cumplir con una serie de condiciones, como era una ubicación destacada en la casa, estar separada del resto de estancias sobre todo sin tener un dormitorio justo encima y mantener unas proporciones medianas, así como una decoración digna y poseer los ornamentos sagrados para el desarrollo de esas celebraciones religiosas.

El Palacio Ducal de Fernán Nuñez (Córdoba) se ubica en la Plaza de Armas de dicha localidad cordobesa. Ocupa la antigua plaza de la primitiva fortaleza medieval y forma todo un conjunto arquitectónico, compuesto por el palacio, el ayuntamiento, el mesón, las antiguas escuelas pías y las caballerizas, declarados en 1983 Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico. Se conoce por documentación testamentaria que, en el siglo XVII, el palacio tenía un pequeño oratorio, aunque las fuentes documentales no aportan más datos. Su aspecto actual se debe al VI Conde de Fernán Nuñez, don Carlos Gutiérrez de los Ríos y Rohán, que lo edificará en honor a su hermana, según reza en la inscripción de los medallones decorados con motivos de guirnaldas florales de distintas tonalidades de yesería, que se sitúan en el testero principal de la capilla, por encima del altar mayor:

“A honra y gloria de Dios y memoria y sufragio de la Excelentísima Señora Doña Escolástica Carlota Gutiérrez de los Ríos y Rohan duquesa viuda de Bexar que falleció en Madrid a la edad de 35 años en 5 de octubre de 1782, erigio y doto esta capilla de Santa Escolástica con capellanía y misa diaria por su alma y en el de su aniversario de su fallecimiento, su hermano Carlos Joseph, vigésimo segundo señor y sexto Conde de esta villa. Año de 1783”.

Capilla de Santa Escolástica

El 28 de enero de 1784, el obispo de Córdoba, don Baltasar de Yusta Navarro autorizó las obras de la capilla. Fue bendecida meses después por el canónigo de la catedral de Córdoba, don Cayetano Carrascal, que ofició la ceremonia el 22 de mayo de 1784, ante el sexto conde, su esposa, doña María de la Esclavitud Sarmiento y sus hijos Carlos y José Joaquín.

Tiene planta cuadrangular, que se cubre con una cúpula elíptica y una linterna ciega, de la que antaño colgaba una lámpara. La cúpula está decorada con pinturas de carácter arquitectónico, que simulan la disposición de ocho gajos y detalles seriados posteriores a la construcción del espacio de tipo vegetal menudo. Descansa sobre pechinas, sostenidas por pilastras en esquina que tienen capiteles jónicos y entablamento geométrico partido. Los paramentos de la capilla están ornamentados con pinturas murales de comienzos del siglo XX, de carácter seriado e inspiración vegetal. En sus paredes se situaban tres altares integrados en la obra, en la cabecera el central y dos laterales. Están compuestos por arcos de medio punto que cobijan hornacinas cubiertas por semicúpulas, en cuyo interior se colocaban las esculturas de Santa Escolástica, San Carlos Borromeo y la Gloriosa Resurrección del Señor, figuras hoy día custodiadas en la parroquia principal. Poseían, además, los altares laterales de dos pequeños altares en los que se situaban una dolorosa atribuida a José de Mora, que fue un regalo del príncipe de Asturias, Carlos IV, al duque de Béjar –esposo de doña Escolástica- y una Virgen de Guadalupe, que es la patrona de la Casa de Fernán Nuñez.

Cúpula de la capilla

A ambos lados del altar mayor, sendas puertas, que daban al cuarto del administrador y a un pasillo interno que era el acceso desde la puerta de servicio. Sobre las puertas se abren dos tribunas, que comunicaban directamente con las dependencias del conde, lo que le permitía la asistencia a la misa desde sus aposentos. Las tribunas tienen planta movida y ondulada, acomodándose a la esquina que forma la puerta de acceso y la ventana. Poseen barandilla y doseles que recogen una cubierta en forma de concha, sostenida por columnillas esbeltas.

Detalle de la tribuna

Frente a la hornacina central, una puerta daba acceso al exterior y una escalera doble de piedra ripia salva el desnivel con la calle Barroseco. Sobre la puerta se encuentra el escudo del I duque de Fernán Nuñez, don Carlos José Francisco de Paula Gutiérrez de los Ríos y Sarmiento de Montemayor. Junto a la escalera, en el muro, está la espadaña. Tiene planta movida, ligeras y esbeltas columnas pareadas sostienen un frontón triangular, con faroles dobles de obra en las esquinas y rematado en el centro por una cruz de hierro. Bajo un arco de medio punto está la campana.

Portada, con la espadaña

La principal aportación científica e histórica sobre la capilla es el artículo de

COSANO MOYANO, J.: En el señorío de Fernán Nuñez en la segunda mitad del siglo XVIII. La fundación de la capilla de Santa Escolástica. En Castillano, J.L. y López-Guadalupe Muñoz, M. (Coord.) Homenaje a Antonio Domínguez Ortiz. 2008, vol. III, pp. 243-270.

Sobre la definición de oratorio privado, hay una obra sevillana destacada, la tesis doctoral de

VINUESA HERRERA, R. Estudio de los oratorios domésticos y capillas privadas en los siglos XVII y XVIII a través de la documentación conservada en el Archivo General del Arzobispado de Sevilla.

Y el artículo de Écija:

MARTIN PRADAS, A. Oratorios privados en la ciudad de Écija durante los siglos XVII y XVIII. En Cuadernos de los Amigos de los Museos de Osuna, nº 17, 2015, pp. 79-87.

Las obras del III Conde, don Francisco Gutiérrez de los Ríos y su testamento están en

BRUTRACH, C. El tercer conde de Fernán Nuñez (1644-1721): Corte, parentesco y memoria familiar. Florencia, 2009. Y se cita posteriormente en el blog Ibncalez.